11 de mayo de 2013

RESEÑA: LAS FUENTES DEL PARAÍSO - Arthur C. Clarke

Nota aclaratoria: me gustaría comentar que esta es mi primera reseña. Nunca había pasado por mi cabeza la posibilidad de escribir reseñas, críticas o comentarios sobre literatura. Tengo mucho respeto y admiración por todos aquellos que son capaces de enfrentarse al temible "papel (pantalla) en blanco" para contar una  historia y ponerla a disposición de los lectores. Dicho esto, allá vamos...


FICHA

Título: Las fuentes del paraíso
Título original: The fountains of paradise (1979)
Editorial: Alamut
Colección: Fantástica
Año de publicación: 2010
Traducción: Carlos Gardini
Portada: Chris Moore
Páginas: 302
Premios: Hugo 1980, Nebula 1980
ISBN: 978-84-9889-047-1

VALORACIÓN:  8/10


OPINIÓN:

     Para empezar, nada más y nada menos que uno de los clásicos: 'Las fuentes del paraíso' de Arthur C. Clarke, reeditada por Alamunt y traducida por Carlos Gardini publicada originalmente en el año 1979. 

     La trama principal sigue las peripecias y dificultades del ingeniero Vannevar Morgan para llevar a buen término su idea de construir un ascensor espacial que facilite a la humanidad alcanzar las estrellas. En su camino debe superar la oposición de unos monjes budistas, que tienen su monasterio en el mejor punto posible en todo el planeta para anclar el ascensor espacial, y las dificultades técnicas que supone semejante desafío. El paralelo a esta trama encontramos otras dos. Por una parte, el pasado. La historia del rey Kalidasa que en su momento también intentó alcanzar las estrellas construyendo un monasterio en el punto más alto posible para estar cerca de las mismas. Por otro lado, el futuro. La aparición de una nave alienígena que establece contacto con la humanidad.
Ed. Emecé (1980)
Las tres tramas van alternándose siendo, sin duda, mucho más interesante la trama principal y, con diferencia, la más inconsistente y a veces incomprensible, metida con calzador, la del velero espacial aunque se intente justificar con el capítulo final.

     Como siempre en Clarke predomina la ciencia sobre la ficción. Esta novela forma parte claramente de la corriente más hard de la ciencia ficción. Más que nada le interesa al autor centrarse en las dificultades técnicas, por otra parte muy bien explicadas en todas sus vertientes, que se encuentra Vannevar Morgan en la construcción del ascensor (idea planteada anteriormente por el científico ruso Konstantin Tsiolkovsky y utilizada en el mismo año por Charles Shffield en su novela 'La telaraña entre los mundos') que el estilo con el que lo hace.Los personajes son bastante planos y arquetípicos, especialmente los secundarios, elaborados con cuatro pinceladas y poca profundidad.
Ed, Ultramar (1989)


Para concluir decir que esta novela, ganadora de los premios Hugo y Nebula de 1980, tiene las características de la mayoría de las obras de Clarke: se lee con facilidad, estilo claro y directo sin "florituras" literarias, presencia de su temas preferido (enfrentamiento razón/ciencia con superstición/religión, esperanza el que la ciencia salvará a la humanidad,...). Siendo una buena novela ha soportado mal el paso del tiempo, más por su estilo que por su temática.

Lectura interesante, recomendada para amantes de los clásicos y de la ciencia ficción de ideas.

CONTRAPORTADA:

     Ésta es la historia de Vannevar Moore, el mayor ingeniero de su época: el siglo XXII. Tras construir un puente sobre el estrecho de Gibraltar, sueña con un logro aún mayor, una suerte de puente a las estrellas: un ascensor espacial. Para ello, proyecta tender un cable que se extienda desde el ecuador hasta un satélite en órbita geosencrónica.
     Pero en su empeño Morgan encontrará diversos obstáculos: ante todo, la oposición de los monjes que ocupan el punto ideal de anclaje del cable, una montaña en la isla de Taprobana. También debe encontrar financiación, resolver problemas  políticos, convencer a los escépticos y finalmente solucionar las inevitables crisis de ingeniería que acompañan a la construcción del ascensor.
     La hazaña de Morgan se entrelaza con la historia antigua de Toprabana, cuyo legendario rey Kalidasa construyó un palacio fabuloso en las alturas intentando alcanzar la divinidad; y con el relato contemporáneo de la visita al sistema solar de una sonda extraterrestre que pone fin a la vieja duda existencial: no estamos solos en el universo.



MÁS INFORMACIÓN EN:

No hay comentarios:

Publicar un comentario