22 de junio de 2014

RESEÑA: LA HIJA DEL DRAGÓN DE HIERRO - Michael Swanwick

FICHA

Título: La hija del dragón de hierro
Título original: The iron dragon's daughter (1993)
Editorial: Bibliópolis
Colección: Fantástica # 43
Año de publicación: 2006
Traducción: Manuel de los Reyes
Portada: Steve Stone
Páginas: 319
Premios: -----
ISBN: 978-84-96173-52-1

VALORACIÓN:  7/10 



OPINIÓN:

     Niño/a que se encuentra atrapado en un lugar en el que no quiere estar consigue escaparse de allí, se traslada a vivir a otro lugar, ingresa en el instituto/universidad, hace amigos y enemigos, va creciendo y estudiando los secretos del funcionamiento de la magia, descubre el amor/sexo... mientras va avanzando hacia un destino del que no parece poder escapar.... No, no es Harry Potter. Y no lo es porque el autor no quiere que lo sea.

     La historia de Jane y el dragón Melanchthon podría haber sido una de las muchas que podemos leer de fantasía juvenil. De hecho así lo parece en un  principio. Pero Swanwick cambia totalmente el tono de la narración, desde el momento en que Jane consigue escapar de la fábrica de dragones, transformándola en una novela casi realista (con toques fantásticos) en la que asistimos al crecimiento de la protagonista, el descubrimiento de la realidad de la vida con sus constantes claroscuros donde la toma de decisiones acarrea consecuencias no siempre deseadas. En este sentido el autor no hace concesiones que suavicen el camino hacia la madurez y sumerge a la protagonista en una sociedad compleja, peligrosa y  por momentos despiadada.

     Escrita con un lenguaje elaborado pero al mismo tiempo sencillo de leer; unos personajes bien definidos y construidos, especialmente la protagonista; una magnífica ambientación construyendo un mundo bastante coherente en el que la magia tiene un interesante papel y poblado por innumerables y variados tipos de personajes... tiene todos los ingredientes para ser una magnífica novela. Pero algo falla cuando se hace, por momentos, pesada de leer y hay que hacer un esfuerzo para llegar al final.

     Quizás su barroquismo argumental con multitud de personajes que entran y salen del escenario narrativo de forma, a veces, desconcertante. O quizás sean los constantes giros que el autor da a la trama, no siempre justificados, que hacen que no se vea claro hacia donde va la historia. O puede ser que la descripción de los diferentes aspectos de la vida de Jane, prolíficamente explicados, ralenticen en exceso el ritmo de la historia... el caso es que la impresión final es agridulce quedándonos con la sensación de que Swanwick no ha sabido aprovechar todas las posibilidades que le ofrecía la historia.

    Una novela interesante, original, imaginativa, muy bien ambientada... pero con ritmo irregular y que no consigue atrapar totalmente el interés del lector.

CONTRAPORTADA:

¿Has visto los dragones volar arrojando napalm sobre Lyonesse?

     Jane era una muchacha que trabajaba esclavizada en una fábrica de dragones de hierro. Su vida constituía una pesadilla, pero tenía una esperanza: le parecía que había nacido con el solo propósito de robar un dragón algún día.

     Los oía gritar supersónicos por el cielo, impulsados por cólera y gasolina. Sentía su tirón gravitacional, la estela sobrecalentada de su paso. Y se veía a lomos de uno yéndose lejos, lejos, lejos.

     Primero, no obstante, tendría que dominar el grimorio. Tendría que aprender cómo se manejaban los dragones.


     Finalista del Premio Mundial de Fantasía y del premio Arthur C. Clarke, y seleccionado por The New York Times como libro del año, 'La hija del dragón de hierro' representa uno de los hitos más sobresalientes de la fantasía contemporánea.




     "Swanwick ha desatado sobre la fantasía una imaginación rica y extraña... Grotesca, hermosa y completamente encantadora." - Locus

     "Combina magia y steampunk en un país de sueños devastado por la revolución industrial... Da una buena sacudida a las ideas aceptadas sobre lo que es posible en fantasía... Hay que leerla. Es abigarrada, excéntrica y novedosa." - Vector

     "Una novela maravillosa, una obra singular cuyo ritmo e inventiva no decaen jamás." - James Schellenberg

MÁS INFORMACIÓN EN:


No hay comentarios:

Publicar un comentario