11 de febrero de 2014

RESEÑA: SINDBAD EN EL PAÍS DEL SUEÑO - Juan Miguel Aguilera

FICHA

Título: Sinbad en el País del Sueño
Título original: -----
Editorial: Penguin Random House
Colección: Fantascy
Año de publicación: 2014
Traducción: -----
Portada: Juan Miguel Aguilera
Páginas: 412
Premios: -----
ISBN: 978-84-15831-16-7

VALORACIÓN 8/10




OPINIÓN:

     Juan Miguel Aguilera es un autor consolidado dentro del panorama de la narrativa de género en nuestro país e incluso a nivel europeo. Desde su deslumbrante debut como novelista en 1988, junto a Javier Redal, con 'Mundos en el abismo' hasta la novela que nos ocupa han trascurrido más de veinticinco años de buen hacer literario refrendado con diversos premios a nivel nacional e internacional. No contento con escribir ciencia ficción, fantasía histórica, tecnothrillers, guiones de cómics y cine, sin olvidar su labor como ilustrador de la que es buena muestra la portada e ilustraciones interiores de 'Sindbad y el País del Sueño'... ahora también escribe fantasía.

     Radi, hijo del conocido orfebre Hussein, presencia el asesinato de su hermano Aahil a manos de unos extranjeros que llegan a Basora buscando un libro guardado por su padre en el que explican ciertas técnicas para trabajar el metal y cómo reproducir un talismán ambicionado por el visir de Bagdad. Huyendo de los asesinos de su hermano se refugia en El Viajero, barco del conocido Sindbad el Marino. A partir de ahí se suceden las aventuras que nos permiten acompañar a los personajes en un viaje de exploración por mar y tierra que culmina con un enfrentamiento con los djinn que marcará algo más que el destino de los diferentes protagonistas.


Llegada a basora de la misteriosa nave metálica.
(ilustración del autor)

     La novela tiene dos partes bien diferenciadas. La primera, hasta la llegada a Zanzíbar, es una novela de viajes y aventuras centrada en el misterio de la búsqueda del conocimiento oculto en el libro del orfebre y las razones de su importancia, además del funcionamiento de la misteriosa nave de metal en la que viajan el visir y sus aliados; predomina la descripción de las costumbres y el interés por la ciencia y los descubrimientos de la época. La segunda parte es pura fantasía con la llegada al país de los djinns, sus diferentes facciones y alianzas y el enfrentamiento final con batalla de alfombras voladoras incluida, predominando la acción y la descripción de las diversas batallas. A mí me ha resultado más interesante la primera parte, perfectamente documentada históricamente, dosificando la información sobre los diferentes misterios de tal forma que consigue mantener la atención del lector; en la segunda, sin que decaigan el ritmo y la intriga, los acontecimientos resultan más previsibles, pese a las sorpresas y giros argumentales que introduce al autor, dejando una cierta sensación de dejà vu.

     Aguilera consigue que la novela se lea de un tirón, con una escritura de lectura rápida (excepto cuando te encuentras con algún nombre árabe del estilo de Amr Ibn al-Bahr al-Fukaymi Basri) adecuada a la historia, capítulos cortos con predominio de los diálogos sobre las descripciones, narrada desde diferentes puntos de vista, un ritmo vivo y mantenido, personajes con los que identificarse u odiar... una lectura agradable y gratificante que consigue a la perfección el objetivo de entretener al lector.

     Una nueva carta que añadir a la ya de por sí amplia baraja de Juan Miguel Aguilera, una novela de aventuras a la manera clásica que consigue, ampliamente, sus objetivos, perfectamente documentada, bien estructurada y correctamente escrita. Un acierto.


Ilustración contraportada
(J.M.Aguilera)
CONTRAPORTADA:
     Sindbad es el intrépido capitán de la nave mercante El Viajero. Atracado en el puerto de Basora tras una larga travesía, encuentra un polizón escondido en la bodega: es el joven Radi, perseguido por unos extranjeros que han asesinado a su hermano y buscan un misterioso libro que obra en su poder. Sindbad decide ayudarle y satisfacer de esta manera su instinto aventurero que tanta fortuna le ha reportado.
     Comienza así una epopeya fantástica que conduce a un grupo de aventureros por territorios tan exóticos como Basora, Bagdad, la isla de Zanzíbar, el río Pangani y la Tierra de los Negros. En su camino afrontarán todo tipo de peligros, enemigos, criaturas fantásticas, ciudades perdidas, reinos ocultos, y un interminable etcétera de maravillas hasta llegar a la ciudad de Salomón, donde se guarda el mayor tesoro de todos los tiempos y donde tendrá lugar un enfrentamiento épico que dirimirá el mismísimo destino de la humanidad.

Juan Miguel Aguilera
fotografíado por Mónica Sánchez
MÁS INFORMACIÓN EN:

No hay comentarios:

Publicar un comentario